El parto de Sara. Más fácil todavía...

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El parto de Sara. Más fácil todavía...

Mensaje  Blanca B el Miér 01 Dic 2010, 12:45

Lo prometido es deuda!!!!

EL PARTO DE SARA

Empecé con contracciones el domingo, 31 de octubre, a las 5 de la mañana... Estaba bastante alerta, porque el parto de Alba fue rapidísimo a pesar de ser el primero (no pasaron ni 5 h entre la primera contracción y su nacimiento, y tan bueno y natural como el de Sara). No quería que con esos antecedentes, ¡¡Sara se me cayera por el camino!! No obstante, las contracciones eran suaves (tras el parto de Alba, ya tenía referencia de qué es una contracción suave y otra intensa). Controlé el ritmo por un rato, y eran regulares (cada 10 min), pero suaves. Como vi que no se intensificaban ni se hacían más frecuentes, me quedé en la cama, intentando dormir un poco más... A eso de las 7 o así, le dije a mi marido que Sara ya estaba en camino, pero que de momento, parece que iba despacio.

Noté que al levantarme y andar, las contracciones se hacían más intensas, pero tumbada, se volvían más suaves. Como no tenía ninguna prisa (ni siquiera había avisado aún a mi madre, que justo ese día estaba fuera en Toledo, para que se quedara con Alba), y además, estaba más cómoda, me quedé tumbada en la cama. Fueron pasando las horas, Alba se levantó (y le dijimos que creíamos que Sara iba a nacer ese día) y se quedó jugando en casa con Ángel. Yo le iba reportando a Ángel el ritmo, pero seguían suaves cada 10 min. Iba sin prisa esta vez (y por suerte, la maternidad está a 5 min de mi casa, por lo que podía esperar hasta el último momento para ir para allá). Alba cada poco, venía a verme y darme besos en la tripa, a preguntarme si ya nacía Sara. Le dije a Ángel que no avisara a nadie aún, porque no quería tener público en casa, dándome la lata, quería estar tranquila, y a mi ritmo. Ni siquiera "dejé" venir a mi madre a casa hasta el último momento, pues de momento, estábamos tranquilos en casa los cuatro (Ángel, Alba, Sara y yo!).

Tenía claro que me gustaría tener un parto tan bueno y respetado como el de Alba. Y además, ahora jugaba con la ventaja de la experiencia. Aunque también iba con la mente abierta, pues soy consciente de que hay variables que no está en mi mano controlar, y el resultado de un parto es impredecible hasta el último momento. Aún así, confiaba en que mi cuerpo volvería a saber cómo hacer las cosas, y sobretodo, mi hija sabría qué hacer para venir a este mundo de la forma más fácil para las dos.

El caso es que a eso de la 1 pm, ya me había cansado de estar en casa, y me apetecía salir a dar un paseo (sabiendo, además, que el andar me ayudaba a intensificar las contracciones). Además, Alba empezaba a estar impaciente, y yo necesitaba un poco de "espacio". Total, que le dije a mi madre que se viniera para casa (ya estaba en Madrid) para quedarse con Alba, y yo me iba con Ángel hacia la maternidad.

Nos fuimos para la maternidad, pero como aún las contracciones no eran fuertes (sí algo más que a primera hora, pero no mucho más), nos quedamos paseando un poco por los alrededores. Tenía claro que no quería entrar al hospital antes de tiempo, porque ya sé lo que viene después: prisas!. y las prisas en los hospitales, se traducen en todo lo que yo no quería: oxitocina para acelerar el ritmo, en consecuencia, epidural, pues no hay cuerpo que resista las contracciones de la oxitocina sintética, y con más probabilidades, episiotomía (al no controlar los pujos del expulsivo, es más fácil que acabe en desgarro o episiotomía). Total, que como las prisas del hospital no son las mías (aunque entiendo que puedan ser "legítimas"), yo me quedé fuera hasta que me pareció momento imprescindible para entrar. Tenía curiosidad por saber cuánta dilatación había provocado las contracciones que llevaba teniendo desde las 5 de la mañana (aunque sospechaba que poca, pues no eran intensas).

Entre paseo y paseo, nos fuimos a comer, ya que yo tenía un hambre voraz!!! (¿Quién dijo que las mujeres de parto no tienen apetito??? -eso leí, creo, en un artículo sobre un estudio médico de los efectos de permitir o no comer a las parturientas durante el trabajo de parto-. Yo llevaba toda la mañana picando, pues tenía bastante hambre. Eso sí, comida ligera siempre).

Después de comer, y al estar sentada, noté que las contracciones empezaban a ser más frecuentes (cada 5 min) y algo más intensas. Así que decidí que era hora de entrar (sabía, también, que entre que te reciben, exploran y pasas por monitores, pasa, fácilmente, 1-2 h). Cuando llegué, y pasé a la sala de triaje, me dijo la matrona de guardia la peor noticia que podía esperar... ¡¡¡estaban colapsados!!!! había cola para monitores y no había paritorios libres. Así que, caso de ingresar inmediatamente, las prisas que iban a tener para ir liberando hueco iban a ser inmensas... Me exploró y me dijo que estaba de 3 cm. Viendo que la dilatación era tan poca, las contracciones aún poco intensas, y el panorama que había en el hospital, le dije que mejor me iba para mi casa, que no tenía ninguna prisa. No quería incrementar las colas y el colapso!!!! Se quedó un poco sorprendida, pero me dijo que mejor no me fuera, pues siendo el segundo, y con 3 cm... Al final, acordamos que me quedaba, pero en la sala de espera, a mi aire. Y que me avisarían cuando hubiera hueco en monitores, o avisaría yo si el ritmo se intensificaba. Debían ser las 3.30 pm más o menos. Al poco, me llamaron para monitores y allí pasé cerca de una hora. Mientras había estado en la sala de espera, sentada, las contracciones se iban haciendo más intensas, pero al tumbarme en la sala de monitores en la camilla, volvieron a ser algo más suaves, aunque regulares cada 5 min. Le comenté otra vez a la matrona que si no había una buena dinámica de parto, no quería pasar al paritorio (en la maternidad donde di a luz la sala de dilatación y paritorio son la misma sala, por lo que no hace falta que te trasladen, simplemente, reconvierten la cama con los estribos para el expulsivo), porque estando como estaban de liados, me iban a querer meter prisa, y una vez más, le insistí en que no tenía prisa alguna.

Cuando terminé en monitores, me dijo lo que ya sabía, que la dinámica era buena, aunque las contracciones aún no del todo intensas, pero que como en ese momento no había aún hueco en paritorio, que o bien que pasaban a la sala de expectantes (una sala de dilatación temprana, común -para partos poco avanzados-, o me quedaba yo fuera en la sala de espera. Por supuesto, le dije que me quedaba en la sala de espera, con mi marido, sin vías ni nada de nada, a mi aire. Como me vio en todo momento tan tranquila y segura, me dejó salir. Al poco rato, me avisaron de que había paritorio libre, y me recomendaron que ingresara, pues el próximo paritorio no sabían cuándo se iba a liberar. Accedí, pues en el último rato sentada en la sala de espera, las contracciones nuevamente se había intensificado y empezaban a ser lo que yo consideraba "dolorosas". Lo cual me indicaba que la dilatación empezaba en serio, y probablemente, esta vez, sería más rápida que con Alba.
Eran las 4.30 pm, más o menos. Me pusieron la vía (me resigné, aunque daba por hecho que no haría falta usarla) y subí al paritorio.

Cuando llegué, me preguntaron si quería enema, y les dije que no, pues las contracciones iniciales de por la mañana, ya me hicieron ir al baño varias veces. Tampoco hubo rasurado.

Llegó la matrona que me iba a atender. Una chica jovencita, profesional, y algo seria al principio. Me preguntó si quería epidural, y le dije que, de momento, no. Se quedó algo sorprendida (puso algo así como cara de "otra que viene con aires de valiente"´). Le expliqué mi experiencia anterior y le dije que de momento, y si todo iba bien, prefería prescindir de la epidural (no sabe el pavor que me dan las agujas, y la poca gracia que me hace el pensar en que me pinchen en la columna). Aunque parezca mentira, prefiero las contracciones al pensar en el pinchazo de la epidural. Además, como toda anestesia, tiene sus riesgos y no me apetece correrlos a menos que sea estrictamente necesario. No quería tampoco que frenara la dinámica de parto, y menos, que dejara a mi niña "anestesiada", pues ella también tenía un importante y difícil trabajo que hacer... Le pedí, también, que si era posible no me pusieran oxitocina sintética (pues sé que provoca contracciones muy fuertes y dolorosas, para las que tu cuerpo no está preparado. Por eso, prefería intentar apañarme con la que mi cuerpo iba segregando de forma espontánea y natural, a su ritmo). Y por último, le pedí que trataran de ahorrarse la episiotomía, pues en mi primer parto no tuve, y la recuperación y el posparto fueron muy buenos y fáciles. Me preguntó si había tenido puntos de desgarro, y le comenté que uno, en un labio, pero no en el periné. Entonces me tranquilizó diciéndome que casi, con toda seguridad, no necesitaría episiotomía, y probablemente, no tendría desgarros. Le comenté, además, que había trabajado algo el periné con masajes con aceite de rosa mosqueta (aunque mucho menos que con Alba), y había tratado de ejercitar algo el suelo pélvico con los ejercicios de Kegel.

Me preguntó, además, si iba a querer andar y levantarme, al no tener epidural, pues la monitorización que me pondrían sería de un tipo u otro, según quisiera andar o quedarme tumbada. Le comenté que no me iba a levantar, pues las contracciones empezaban a ser intensas, y por experiencia, sabía que en esa fase, tumbada era como más cómoda estaba, y no me iba a poder ni mover. Me pusieron un monitor externo.

Me comentó que me iban a romper la bolsa, para acelerar el ritmo de contracciones, pues la dinámica que traía de monitores no era muy intensa (¡eso ya lo sabía yo!, pero lo que no sabía ella es que desde monitores para acá, las contracciones ya eran bastante más intensas). En principio, no me hacía gracia que me rompieran la bolsa, pero por otra parte, sabía, por experiencia del parto de Alba, que cuando ocurriera, el ritmo se intensificaría notablemente, y la dilatación progresaría más deprisa. Le pedí que me explorara para ver cómo estaba, y me dijo que de 4 cm. Pero me comentó que era protocolo del hospital la rotura de bolsa. Finalmente accedí, pues sabía que al final sería una señal para mi cuerpo de intensificar las contracciones. Y así fue. Tras la rotura, me comentó que me quedaba de 5 cm. Además, apenas salió líquido pues la cabeza estaba muy muy encajada (con Alba recuerdo que salió muchísimo líquido). A partir de ahí, y como esperaba, las contracciones se dispararon. Se marcharon y nos dejaron solos en el paritorio a Ángel y a mi. Ahora sí eran contracciones fuertes, de verdad, de las que recordaba... ¡y cómo dolían!!!!, eso ya se me había olvidado. Ángel me aliviaba masajeándome la zona de riñones. Yo estaba tumbada de medio lado. En este caso, "tiré" de respiraciones, pero como había practicado menos con Alba, no me ayudaron tanto... Pero sabía que quedaba poca dilatación, por lo que dije, a ver si aguanto... Ángel me iba "relatando" que las contracciones eran ya muy intensas y seguidas (como si no las notara yo, pensaba para mi!!!). Al igual que en mi anterior parto, no podía ni moverme ni hablar. Estaba tan concentrada en aguantar las contracciones que todas mis energías estaban reservadas para aguantar el dolor.

En nada de tiempo, noté las ganas de empujar!!! le dije a Ángel que avisara... Después me contó que cuando salió, la matrona puso cara de..."otra histérica que se cree que ya está!" (pues no debía de haber pasado ni 45 min desde que nos dejaron). Total, que vino a verme y ¡estaba la cabeza casi fuera!. No dio tiempo ni a montar los estribos. Dijo ella que lo dejaran, que me atendía directamente en la cama. Tampoco avisó a nadie más (suele haber un gine), pues ni daba tiempo, ni hacía falta...
Me pidió que empujara (esta vez me guió los pujos peor que en el otro parto, pues aunque yo sentía las ganas de empujar, esperaba que me dijera ahora sí o ahora no, según fuera saliendo la cabeza). Me costó más, además, al no tener los estribos ni nada para agarrarme. Pero en 3 empujones, ya estaba la cabeza fuera. Me pidió que la sacara yo, y... ¡le dije que no podía!, ni podía doblarme (no soy nada flexible), ni me sentía con fuerzas, de la tensión y el esfuerzo de los pujos previos. Así que, se lo ofreció a Ángel y él sí se prestó a sacarla. Cuando ya estaba casi fuera, me la pusieron en las manos para que acabara de sacarla yo, y aún unida por el cordón, me la pusieron encima... Fue precioso y emocionante. No eran ni las 6 pm. O sea, no llevaba en el paritorio ni una hora y media. Sara salió toda morada del esfuerzo. Pero grandota, llena de fuerza y ¡¡¡llorando a gritos!!!!

Por supuesto, no hicieron falta puntos. Después, la matrona pinzó el cordón, pues habíamos pedido donar la sangre del cordón, y necesitaba recogerla. Mientras lo hacía, Sara estaba encima de mi, aún manchada de sangre. Lloró con intensidad rápidamente. Apgar 9 y 10. Una campeona. La dejaron encima de mi unos cuantos minutos. Después, mientras esperaban a que saliera la placenta, la vistieron en una cunita al lado de mi cama y se la pasaron a su papa. La placenta salió enseguida y entera. Me limpiaron un poco y me dieron a Sara. ¡Qué momento!. La puse al pecho inmediatamente y aunque le costó acertar con el pezón, se enganchó como una ventosa, y con una fuerza increible. Había pesado 3,8 kg, como su hermana. Nos dejaron en el paritorio a los 3 cerca de 2 h, tranquilos. Sara estuvo todo el rato al pecho. Cuando vinieron a ver cómo estábamos, me dijeron que me levantara al baño. Así lo hice, me encontraba genial. No me dolía nada! Nos iban a subir a planta, así que aproveché para hacer mi última petición (¡hasta entonces se habían cumplido todos mis deseos!): pedí una habitación individual, ya que estar en doble debe ser una lata (la otra vez también tuve individual). Al final, la matrona había cambiado de actitud, y estaba mucho más cercana y próxima. Me dijo que lo intentaría y me felicitó por el parto tan bueno que había tenido. Me preguntó incluso si había hecho una preparación al parto especial... Finalmente, hasta en el tema de la habitación tuve suerte y me dieron una individual para que pudiéramos descansar mi princesita pequeña y yo.

Todo salió como esperaba. Mejor incluso, mi preciosa niña estaba con nosotros antes de lo previsto!. Tras un parto tan rápido y tan bueno, mi recuperación fue incluso mejor que con Alba. No he tenido ninguna molestia física (bueno, sí, los entuertos han sido algo más molestos que con Alba), y las enfermeras de planta bromeaban con lo contento que estaba el gerente del hospital conmigo por el escaso gasto que le estaba haciendo (no tomé ningún analgésico ni nada, pues no me dolía nada!).

En definitiva, un parto de libro, y de ensueño, otra vez, para ver cumplido mi deseo de tener a mi pequeña en mis brazos. He de decir aquí que siempre creo que la mayor parte del mérito es de mis hijas, por saber salir de forma tan rápida y eficiente. Parece que llevan un GPS para encontrar la salida!!!

En cualquier caso, el comportamiento del personal del hospital no pudo ser más colaborador, respetuoso y exquisito (a la par que profesional, claro). Con Alba, mandé una carta de agradecimiento. Espero poder encontrar el momento para volver a hacerlo por el trato recibido durante el parto de Sara.

El resumen y el balance, os lo podéis imaginar: no se puede empezar una maternidad de una forma más satisfactoria. Si bien creo que soy afortunada, y he tenido la suerte de tener unos partos "fáciles", sí creo que la actitud con la que encara uno estos acontecimientos (tan importantes, y vitales, por otra parte) tiene mucho que ver con el resultado final. La información sobre el parto contribuye a perder el miedo a algo tan natural como la vida misma.

Se puede parir hoy en día de una forma MÁS NATURAL. Incluso en los hospitales. Sólo hay que confiar en tu cuerpo y en tu hijo, y dejar a la naturaleza que siga su curso.

Un fuerte abrazo!!!!!
avatar
Blanca B
Nivel 5
Nivel 5

Cantidad de envíos : 2129
Fecha de nacimiento : 18/07/1975
Ciudad : Madrid
Edad : 42
Femenino Puntos : 5615
Fecha de inscripción : 02/12/2008

Volver arriba Ir abajo

Re: El parto de Sara. Más fácil todavía...

Mensaje  Mariflower el Miér 01 Dic 2010, 13:57

Qué bonito, Blanca!!!
Así debe dar gusto parir. Qué alegría poder disfrutar de ese momento con control y sabiendo que está sucediendo tal y como te gustaría que pasase.

Doler, tiene que doler, pero sabiendo qué vendrá después y que todo va de maravilla, tiene que ser más llevadero, y luego, darte mucha satisfacción.

1besote!

Mariflower
Nivel 2
Nivel 2

Cantidad de envíos : 982
Fecha de nacimiento : 19/12/1978
Ciudad : Barcelona
Edad : 38
Femenino Puntos : 3776
Fecha de inscripción : 08/07/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: El parto de Sara. Más fácil todavía...

Mensaje  JaIza el Miér 01 Dic 2010, 14:31

que hermoso parto!! te felicito!! (y a tus hijas tambien, son unas campeonas!!!)

me encantaria poder vivir esa exxperiencia!
avatar
JaIza
Nivel 5
Nivel 5

Cantidad de envíos : 4179
Fecha de nacimiento : 06/01/1979
Ciudad : Quilmes, Bs As (Argentina)
Edad : 38
Femenino Puntos : 7151
Fecha de inscripción : 15/02/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: El parto de Sara. Más fácil todavía...

Mensaje  H2O el Miér 01 Dic 2010, 15:41

Jo, Blanca. Yo firmaba por un parto, por pasar 45 min de dolores y luego, ni episiotonomía, ni nada!!!!! A quién tengo que poner las velas para un próximo embarazo??? jajajja Feliz Feliz

muchas gracias por contarlo y, sobre todo, por narrarlo tan bien y con tanto detalle y tanto optimismo

besos
L.
avatar
H2O
Nivel Experto
Nivel Experto

Cantidad de envíos : 5100
Fecha de nacimiento : 27/10/1975
Ciudad : el mundo
Edad : 42
Femenino Puntos : 8686
Fecha de inscripción : 20/09/2009

Volver arriba Ir abajo

Re: El parto de Sara. Más fácil todavía...

Mensaje  yerayeidairaentandem el Miér 01 Dic 2010, 16:08

Felicidades blanca guapisima, me alegro mucho de que aun habiendo sido en el hospital, tuvieras un parto tan bueno y respetado, guapisima, me alegro un monton, me recuerda al parto de idaira, aunque la verdad mis contracciones, no fueron apenas dolorosas y fue aun mas cortito, jajaj, siempre que lo recuerdo digo que con yeray con la epidural puesta a ultima hora, tuve muchos mas dolores y mas fuertes que con idaira sin la epidural, jajaj, Un abrazo guapisima y felicidades otra vez eres una campeona Un abrazo
avatar
yerayeidairaentandem
Nivel 5
Nivel 5

Cantidad de envíos : 2803
Fecha de nacimiento : 26/09/1980
Ciudad : Minaya (Albacete)
Edad : 37
Femenino Puntos : 6008
Fecha de inscripción : 24/10/2008

Volver arriba Ir abajo

Re: El parto de Sara. Más fácil todavía...

Mensaje  Invitado el Miér 01 Dic 2010, 16:44

Qué alegria leer este tipo de partos!!!

Me ha recordado mucho al mio, también fue muy fácil, empecé con contracciones muy suaves a las 23 horas, a las 5 llegué al hospital con 6 cm de dilatacion y a las 12 horas nació Francisco (sin oxitocina, sin epidural, a mi aire....)
Además me has recordado el hambre feroz, tras parir me comí el bocadillo de jamón con mas ganas de mi vida.
Y a mi tamben me hicieron efecto laxante las primeras contracciones Guiño

Enhorabuena Blanca!!!!
Espero que Sara te siga poniendo las cosas fáciles Guiño

Un besico

avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: El parto de Sara. Más fácil todavía...

Mensaje  Invitado el Miér 01 Dic 2010, 18:11

Qué suerte de parto, el mío fue terrorífico.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: El parto de Sara. Más fácil todavía...

Mensaje  mami-de-Breixo-y-Martina el Miér 01 Dic 2010, 18:42

Uy yo también quiero un parto así. Que alegría que existan este tipo de paretos verdad? Te animan a ir a por otro.

Besos de leche
avatar
mami-de-Breixo-y-Martina
PARTICIPANTE V.I.P.
PARTICIPANTE V.I.P.

Cantidad de envíos : 10522
Fecha de nacimiento : 14/03/1979
Ciudad : el mundo es mi casa
Edad : 38
Femenino Puntos : 13931
Fecha de inscripción : 25/10/2008

http://www.mimandote.com/blog/besos-de-leche/index.html

Volver arriba Ir abajo

Re: El parto de Sara. Más fácil todavía...

Mensaje  Invitado el Miér 01 Dic 2010, 19:58

Blanca ! que bonito ! y si, como dice Vane, dan ganas de ir por el otro... Divertido

Que parto tan respetado, me alegra que haya sido tal y como querías...

Ambas son unas campeonas...FElicidades !!

Abrazo grupo
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: El parto de Sara. Más fácil todavía...

Mensaje  Invitado el Miér 01 Dic 2010, 20:18

Hola!Me encato la última frase ...CONFIAR en nuestros cuerpos y en la sabia naturaleza.

Felicidades, por tu familia,por tu dos hermosas nenas y por un parto de ensueño y natural.

Saludos.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: El parto de Sara. Más fácil todavía...

Mensaje  Invitado el Miér 01 Dic 2010, 23:41

Olé Blanca, ójala tenga yo la misma suerte que tú en mi parto, me alegro mucho de todo y de que esteis tan bien, un abrazo!
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: El parto de Sara. Más fácil todavía...

Mensaje  lupita17179 el Jue 02 Dic 2010, 00:14

Felicidades!!!! que hermoso parto!!!!! me hubiera gustado que alguno mio fuera si!!!

lupita17179
Nivel 1
Nivel 1

Cantidad de envíos : 301
Fecha de nacimiento : 04/08/1976
Edad : 41
Puntos : 3522
Fecha de inscripción : 04/03/2009

Volver arriba Ir abajo

Re: El parto de Sara. Más fácil todavía...

Mensaje  odisea el Jue 02 Dic 2010, 03:21

Ay Blanca, qué ganas tenía de leer tu parto. Sabía que sería algo así. Qué bien y qué emoción! Mi más sincera enhorabuena.

Como creo que viene a cuento y siempre pienso en abrir un post con este tema, pues lo comparto contigo que bien lo mereces. Es lo que le digo a Ulises cuando se encabezona que quiere algo. Le digo... Hay tres normas básicas del deseo (y se lo digo deeespacio para que mientras se vaya calmando):

Una: desear (o formular el deseo)
Dos: confiar (en que va a ocurrir)
Tres: esperar (ser paciente)

Evidentemente juega a mi favor que siempre se lo digo con cosas que sé que van a ocurrir, por ejemplo que pase un tren cercanías en hora punta o que la salchicha que se está friendo va a estar pronto lista. Pero pienso que no es muy diferente en la vida real. Y tú:
1: Has deseado que tu parto sea fácil y natural.
2: Has confiado en tu cuerpo, en tí y en tu nena.
3: Has esperado sin prisa ni estrés el momento adecuado para que ocurra.

En la realidad no es todo tan "fácil" y has tenido que añadir dos ingredientes fundamentales: información y experiencia (de cómo funciona un parto y de cómo funciona el protocolo médico). Y, para rematarla, has tenido un aliado genial: la suerte, que siempre está a favor de la gente optimista (por ejemplo no rompiendo aguas antes de empezar contracciones, que es lo que me pasó a mí a pesar de mi optimismo jjjj).

Así que te felicito por todo ello. Pienso insistir con Ulises en estas tres reglas básicas. Creo que funcionan.

Besos y enhorabuena!!
avatar
odisea
Nivel 5
Nivel 5

Cantidad de envíos : 4185
Fecha de nacimiento : 29/10/1975
Ciudad : Itaca
Edad : 42
Femenino Puntos : 7486
Fecha de inscripción : 03/08/2009

Volver arriba Ir abajo

Re: El parto de Sara. Más fácil todavía...

Mensaje  Blanca B el Jue 02 Dic 2010, 11:28

Hola chicas!

Estela, espero que tengas la misma suerte que yo, y tu próximo parto sea redondo!!! Querer es poder!!!

Maribel, no sabía que tu parto de Francisco había sido también tan bueno, y con un niño tan grandote... me alegro cantidad!!! Así que, la pregunta obligada es.... ¿¿¿a qué esperas para el siguiente???!!! Guiño

Y Nuria, sí, tienes razón, coincido contigo en los ingredientes básicos para conseguir que los deseos se cumplan... Y el aderezo especial que supone la suerte. Se me olvidó mencionarlo, pero sí, la suerte también es fundamental en estos casos... Lo que pasa es que yo tengo tanta en mi vida (he nacido con estrella, creo yo), que a veces me parece que la suerte pasa a ser un "valor seguro"!!! ¿¿¿qué habré hecho yo en otras vidas para merecer tanta suerte en ésta???!!!
avatar
Blanca B
Nivel 5
Nivel 5

Cantidad de envíos : 2129
Fecha de nacimiento : 18/07/1975
Ciudad : Madrid
Edad : 42
Femenino Puntos : 5615
Fecha de inscripción : 02/12/2008

Volver arriba Ir abajo

Re: El parto de Sara. Más fácil todavía...

Mensaje  Invitado el Jue 02 Dic 2010, 18:36

Hola Blanca!!!!

Que emoción al leer tu parto! No sabes lo que hubiera pagado yo por encontrar este foro o este tipo de historias de parto para ir mas preparada y con más seguridad y confianza en mi cuerpo y en mi niña...

En fin que me alegro mucho porque leer el parto de Selenia, de Cayetana o el tuyo me emcocionan igual a pesar de darse en escenarios diferentes... COmo tu has dicho lo mas importante es confiar en uno misma y en el bebé!

Felicidades de todo corazón! Dos partos preciosos, yo me apunto a uno así de respetado para el siguiente Guiño
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: El parto de Sara. Más fácil todavía...

Mensaje  Invitado el Sáb 04 Dic 2010, 12:35

Felicidades Blanca, que suerte. Ojala mi parto sea parecido al tuyo Feliz

Blanca B escribió:Y por último, le pedí que trataran de ahorrarse la episiotomía, pues en mi primer parto no tuve, y la recuperación y el posparto fueron muy buenos y fáciles. Me preguntó si había tenido puntos de desgarro, y le comenté que uno, en un labio, pero no en el periné. Entonces me tranquilizó diciéndome que casi, con toda seguridad, no necesitaría episiotomía, y probablemente, no tendría desgarros. Le comenté, además, que había trabajado algo el periné con masajes con aceite de rosa mosqueta (aunque mucho menos que con Alba), y había tratado de ejercitar algo el suelo pélvico con los ejercicios de Kegel.

¿Podrías darme algo de información sobre esos trabajos de periné, masajes con aceite mosqueta, y los ejercicios que empleaste del suelo pélvico?

Muchas gracias por adelantado.

Un fuerte abrazo.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: El parto de Sara. Más fácil todavía...

Mensaje  misangelitos el Sáb 04 Dic 2010, 16:54

Me alegra muchísimo,un fuerte abrazo!!!!


Abrazo grupo
avatar
misangelitos
Nivel 5
Nivel 5

Cantidad de envíos : 3874
Fecha de nacimiento : 11/11/1978
Ciudad : CM
Edad : 39
Femenino Puntos : 7438
Fecha de inscripción : 13/03/2009

Volver arriba Ir abajo

Re: El parto de Sara. Más fácil todavía...

Mensaje  Bird el Sáb 04 Dic 2010, 18:56

Blanca, da mucha alegría leer tu parto, me recuerda al mío con Manuel, aunque el mío fue más largo, y eso que mi hijo nació un poco peso pluma (2800). Para mí el parto respetado en un hospital también es la mejor opción. En mi caso, cuando dije que no quería epidural, la matrona se puso muy contenta (se ve que no tienen muchas ocasiones de practicar partos poco intervenidos), y pasó a ser ella la que sugirió un protocolo de poca intervención, asesorándome con las posturas, me dejó palpar la cabeza de Manuel en los tactos (pocos) que hizo, me dijo que pidiese todo lo que necesitase para estar bien (yo pedí quedarme desnuda, el camisón me molestaba, lo tenía sudado, me daba frío y me lo iba pisando y enganchando al cambiar de postura...). En fin, que si pudiese repetir personal, no dudaría en hacerlo. De hecho, en mi hipotético segundo embarazo, pensaba perguntar por ella.

Lo peor fue que me quitaron las gafas (no sé si lo dijo la matrona o si fue mi chico), y yo sin gafas no soy nadie. Ahí sí que el instinto no tiene nada que hacer.

Me alegro de que os haya ido bien, no me cabe duda de que eso facilita iniciar un bonita relación con tu hija, por todo.

En fin, un beso, y suerte para las que vienen en camino. (Nuria, ¿es peor romper aguas primero? a mí fue lo que me pasó, y me fue muy bien).

Otro beso.

avatar
Bird
Nivel 4
Nivel 4

Cantidad de envíos : 1780
Fecha de nacimiento : 27/04/1976
Ciudad : Madrid
Edad : 41
Femenino Puntos : 5238
Fecha de inscripción : 27/11/2008

Volver arriba Ir abajo

Re: El parto de Sara. Más fácil todavía...

Mensaje  Invitado el Sáb 04 Dic 2010, 21:39

Blanca B: escribió:Maribel, no sabía que tu parto de Francisco había sido también tan bueno, y con un niño tan grandote... me alegro cantidad!!! Así que, la pregunta obligada es.... ¿¿¿a qué esperas para el siguiente???!!!
Blanca si algún dia tienes un huequecito y te apetece aqui conte la historia de mi parto. http://maternidadinstintiva.activoforo.com/historias-de-partos-f15/cuando-corono-me-lo-ensenaron-con-un-espejo-t1084.htm?highlight=espejo
Y la respuesta a la pregunta obligada es que aún vamos a esperar un poquito Guiño
Un besico
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: El parto de Sara. Más fácil todavía...

Mensaje  Blanca B el Vie 10 Dic 2010, 12:50

Marian escribió:¿Podrías darme algo de información sobre esos trabajos de periné, masajes con aceite mosqueta, y los ejercicios que empleaste del suelo pélvico?

Pues mira, los ejercicios de suelo pélvico son los ejercicios de Kegel, de contracción del músculo para reforzar esa zona. Puedes encontrar información en internet, porque yo no sabría describírtelos muy bien, pero son fáciles de hacer, y los puedes hacer en cualquier momento. No obstante, también te los enseñarán en los cursos de preparación al parto.

Lo masajes en la zona del periné para dar elasticidad se hacen con el dedo pulgar. El aceite de rosa mosqueta ayuda a hacerlos, y a mi me resultó muy conveniente.

Te copio una descripción que he encontrado en internet. En mi primer embarazo lo practiqué mucho, desde el 6-7º mes, y sumado a la mentalización, ausencia de epidural y algo de suerte, supongo, me libré de la episiotomía. Realmente yo creo que sí ayudó, por eso, te recomiendo que trates de hacerlos.


El masaje perineal durante el embarazo es una técnica útil para prevenir los traumatismos perineales.

A pesar de su demostrada eficacia no es una técnica que se recomiende de forma asidua en nuestro entorno, y hay dudas entre los profesionales sobre cuando empezar, que duración debe tener y como aplicarlo. Intentaremos dar una respuesta a estas preguntas.

El masaje perineal es usado para estirar y ablandar los tejidos alrededor de la vagina e incrementar la elasticidad del periné. El masaje perineal ayuda a la mujer a familiarizarse con la sensación de estiramiento en esta área, y le permitirá relajar más esta zona durante el parto.

El masaje ha demostrado su eficacia cuando se inicia 6 semanas antes de la fecha probable de pato.

En su realización podemos implicar a la pareja, de esta forma le haremos participe de los cuidados durante el embarazo, si bien es cierto que hay mujeres que desean hacerlo en la intimidad.

Debemos lavar bien las manos, limpiar las uñas y recórtalas.

Elegir una zona de la casa donde nos encontremos cómodos y ayudados de un espejo dedicar unos minutos a familiarizarse con el periné (utiliza un espejo que se pueda apoyar en el suelo para poder tener las manos libres)

Buscaremos una posición, semisentada o en cuclillas, apoyada en una pared, en la bañera o en cualquier otra posición que te encuentres cómoda.

Podemos colocar compresas calientes en el periné o tomar un baño de asiento caliente durante 10 minutos para relajar el periné.

Si es un automasaje es más fácil usar el pulgar, si es la pareja, que utilice el índice y el corazón.

Colocaremos los dedos dentro de la vagina 3 – 4 cm y separaremos las piernas.

Empujaremos la zona del periné hacia abajo, hacia el recto y hacia los lados de la vagina, con un masaje firme pero con delicadeza, estimulando esta zona hasta que se sienta una leve sensación de quemadura o escozo.

Coja esta zona entre su pulgar y sus dedos opuestos. Realice este masaje durante 3 – 4 minutos.

Este movimiento estira el tejido de la vagina, los músculos que circundan la vagina y la piel del periné.

Mantener la presión forzada sobre la orquilla del periné con sus dedos durante dos minutos o hasta que moleste.

Cogeremos la parte inferior de su vagina entre nuestros dedos pulgar, índice y corazón, y estiraremos suavemente. Esto ayuda a imaginar como será la sensación de la presión de la cabeza del bebé sobre esta zona, ayudando a relajarla.

Durante el masaje evitaremos presionar la apertura de la uretra para no producir posible infecciones urinarias.

Este masaje debe realizarse una vez al día y durante unos 10 minutos.

Después de una semana empezaremos a notar los resultados sobre el periné y vagina, aumentando su flexibilidad y estiramiento.

Nota:

Debemos tener en cuenta que el masaje perineal durante el embarazo debe de formar parte de un plan para el parto. Debemos elegir una posición para el parto que reduzca la presión sobre el periné, y la distribuya por igual (en cuclillas, sentada, silla de parto, de lado). Recuerda que la peor posición es tumbada sobre la espalda o semis entada y en esta posición es muy difícil evitar un desgarro o episiotomía.

Un abrazo y suerte!
avatar
Blanca B
Nivel 5
Nivel 5

Cantidad de envíos : 2129
Fecha de nacimiento : 18/07/1975
Ciudad : Madrid
Edad : 42
Femenino Puntos : 5615
Fecha de inscripción : 02/12/2008

Volver arriba Ir abajo

Re: El parto de Sara. Más fácil todavía...

Mensaje  Invitado el Vie 10 Dic 2010, 22:17

Muchas gracias Blanca Feliz
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: El parto de Sara. Más fácil todavía...

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.